Cables y conectores problemáticos | Reparar

Tutoriales, consejos y herramientas para reparar nuestro entorno tecnológico

Cables y conectores problemáticos

Quizás te haya ocurrido: Llevas a reparar la computadora, notebook, tablet o dispositivo electrónico, solamente para encontrarte en la misma situación que antes:

reparar torre PCSi el service técnico es honesto, quizás te retornen tu aparato con el comentario de que no había nada para reparar ya que funciona correctamente.

En el caso lamentable de un servicio técnico poco serio, quizás te cobren por una reparación.

En ambos casos, la ingrata sorpresa ocurre al retornar tu equipo electrónico a su lugar y uso acostumbrado: El problema de funcionamiento persiste.

Los Cables, enchufes y conectores son un talón de Aquiles

Cables de video HDMI y DVI¿ Quizás te has olvidado de los cables de datos, alimentación, conectores, tomas de corriente en la pared, zapatillas, conectores de red ethernet ?

Estos son un verdadero talón de Aquiles, casi siempre olvidados y subestimados a la hora de buscar un problema técnico.

Siempre debes tener un cable extra de cada tipo, sobre todo si el dispositivo electrónico que lo utiliza es fundamental para tu tarea profesional, de estudio o doméstica.

En particular es importante tener un cable extra de alimentación, cables extra de datos USB, de video, en particular los cables HDMI son bastante sensibles e incluso cables de red.

Ante cualquier problema, es buena práctica cambiar los cables que conectan el dispositivo a su entorno.

Les contaré una historia de mis épocas de ensamblado y venta de computadoras de escritorio para ilustrar el potencial de culpabilidad de los cables y sus conectores:

¡Un simple cable de alimentación puede volverte loco!

Cable de alimentaciónUn cliente trae a reparar su computadora, aún en garantía. El síntoma es que se le congela, resetea y hasta apaga en forma constante. En su primer visita, nos trae solamente la torre o CPU.

Se miden los voltajes de la fuente de poder: Están dentro de la tolerancia de funcionamiento.

Revisamos las turbinas de la fuente y del disipador térmico del procesador, además del zócalo del procesador: Todo correcto.

Controlamos las temperaturas de funcionamiento mientras se le da uso durante horas a esta computadora en nuestro  taller, sin ningún tipo de problema.

Cuando se le comunica esto al cliente, este se ofusca y argumenta que es imposible trabajar con esa computadora. Le pedimos que traiga ratón, teclado y cable de alimentación.

Pasamos a utilizar todos los periféricos del cliente, conectando la computadora con su propio cable de corriente, sin ningún problema.

Invitamos al cliente al taller para utilizar la computadora, y este queda sorprendido ya que no se evidencia problema alguno con su PC.

El cliente se lleva la computadora a su domicilio. Al otro día el cliente vuelve al taller con su computadora: Esta sigue comportándose en forma errática en su domicilio.

Esta vez le pedimos al cliente que arme la computadora sobre nuestro banco de pruebas exactamente tal como la tiene en su casa.

Inmediatamente llama la atención: Coloca la torre o CPU en forma horizontal (acostada). Nuestras pruebas fueron todas con la torre en forma vertical. Para nuestra sorpresa, al encenderla, la computadora comenzó a comportarse tal como el cliente argumentaba.

¿Que ocurría ? El cable de poder tenía un corte en su interior. Al flexionarle hacia abajo en el ángulo vertical, el corte interno desaparecía porque las hebras de cobre que llevan la electricidad en el interior del cable retomaban contacto.

Pero al acostar la CPU, el cable quedaba de costado, y el corte comenzaba a tallar en forma intermitente, introduciendo ruido y microcortes en su alimentación de poder y redundando en el funcionamiento errático que el cliente argumentaba.

Una inspección visual del cable no permitía ver este problema. Llegamos a la verdad moviendo el cable en cada extremo y observando como se catalizaba el problema en la computadora. Luego trincheta en mano, abrimos todo el cable hasta encontrar el punto de cortocircuito.

Misterio develado luego de horas perdidas, por culpa de un cable de alimentación de dos dólares. El talón de Aquíles puede ser un cable: Alimentación, datos, video y/o sus conectores … ¡A tenerlo presente!


Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Nuevos Tutoriales

  • Comentarios